Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará. Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre.
2 Corintios 9:6-7

El dar es un principio bíblico que cuando lo obedecemos, produce una abundante cosecha en nuestra vida. Dar no se limita sólo a nuestras finanzas; es un estilo de vida. Cuando vivimos con un espíritu dadivoso, cuando damos al Señor nuestros diezmos y ofrendas, cuando damos a los necesitados, cuando damos de nuestro tiempo, amor, recursos, ¡estamos sembrando semillas que Dios se encargará de hacerlas producir una abundante cosecha! No sólo bendiciones financieras, sino riqueza en cada área de la vida.

Nuestro  ministerio se caracteriza por ser un ministerio generoso. En el 2014 preparamos y repartimos más de 600 almuerzos para personas sin hogar en las calles, también aportamos financieramente a ministerios sin ánimos de lucro que ayudan a el cuidado de niños desamparados en nuestra ciudad.

Su donación también será invertida hacia la expansión de nuestro programa radial “Tiempo De Decisión” que alcanza a miles de personas semanalmente en el área del Sur de la Florida con una palabra de Fe y Esperanza.